Seguro de vida. La mejor carta de amor.

Si hay algo que sabemos que va a suceder desde el momento en el que nacemos es que no somos eternos. Esta certeza nos permite organizarlo todo y disponerlo de manera que ante un fallecimiento repentino, los nuestros puedan seguir haciendo su vida con la máxima normalidad posible. Esta motivación es aún mayor si tenemos…